Canning, un poco de historia

Canning, es una localidad bonaerense ubicada en el sureste del gran buenos aires. 

Nace en 1911 al inaugurarse la Estación del Ferrocarril General. Dicha estación lleva el nombre de Jorge Canning quien  fue Ministro de Relaciones Exteriores de la Corona Británica siendo el primero en reconocer la independencia de la Argentina.

Alrededor de esta estación, pasaba un camino que conducía a San Vicente y fue una zona semi rural en gran parte del siglo XX. Poblada de chacras, hornos de ladrillos y quintas de verduras que inmigrantes españoles, italianos y portugueses  eligieron como modo de vida y sustento. La zona de la estación está en ascendente auge y junto a ella se erige la imponente iglesia San Agustín. Detrás de esa zona encontramos el polo industrial de Canning y  por la Ruta 52, la zona llamada Chacras de Canning.

Por los años setenta, comunidades judías también eligieron esta zona por las bondades de su clima para asentar los primeros clubes de campo de su comunidad.

Durante mucho tiempo, Canning fue una opción de descanso para los fines de semana o veraneo, pero por su cercanía y buenos accesos, se fue reconvirtiendo como  opción de vida permanente para aquellos que quieren escapar del ruido urbano de la capital.

Originalmente perteneciente a Esteban Echeverría, actualmente compartido con Ezeiza y buscando independizarse de ambos.

A principios de los años ‘90 hace su gran aparición el emblemático Saint Thomas. Hoy ya son más de 60 clubes de campos, countries y barrios cerrados que generaron un boom inmobiliario en las últimas décadas.

Acompañan a éste desarrollo, un importante crecimiento comercial localizado en diferentes sectores y propuestas.

Tres centros comerciales estilo shopping son los más destacados y son punto de encuentro para familias y amigos.

Encontramos super e hipermercados, bancos, colegios, instituciones, clubes, laboratorios, centros médicos, veterinarias, viveros, gimansios, ferreterías, corralones,  para satisfacer las necesidades del día a día del habitante de Canning.

A  lo largo de la Ruta 58 o Mariano Castex, el habitante de Canning, puede encontrar todo lo necesario, y se complementa con los centros comerciales de Ezeiza y Monte Grande.

Este corredor se expande y está en pleno crecimiento hacia San Vicente, pueblo histórico y opción de paseos por su laguna, casas históricas y museos. También se puede comenzar a observar una comunidad más amigable con el ambiente, huertas orgánicas, permacultura, centros de yoga y meditación,  alimentación saludable, centros de tratamientos holísticos y alternativos, dan testimonio de estos nuevos pobladores que encuentran en Canning, un clima apto para su opción de vida.

Canning, un poco de historia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba